17 de octubre de 2008

Cine ¿español?. Traído por los pelos

He leído por ahí que el público ¿cual? está harto de las películas sobre y alrededor de “la guerra”, ¿cualquier guerra?. Ello a cuento de lo último de J.L. Garci, director que no me gusta nada de nunca (ni antes del Oscar) pero que merece el respeto de haber mantenido una línea de trabajo coherente consigo mismo (es lo que digo). Pero en los mismos ámbitos no oigo a nadie decir que estén hartos de niños que sufren las penas de la segunda guerra mundial, pijamas de rayas o payasos en campos de concentración. Antes al contrario, se alaban patochadas de Roberto Benigni (también con Oscar) o nos hartamos de miel con "La Mandolina del Capitán Corelli". Se puede argumentar que lo local no tiene comparación con lo mundial. Vale. Pero igualmente se puede decir que un acontecimiento extraordinario (en volumen) no asegura una película sensacional sobre ello. Y si se puede, en cambio, hablar de gustos. Las películas de guerra que consiguen tener un cierto prestigio NO son las que supeditan el resultado a una melosa historia intimista y pretendidamente sentimental pero con NADA de compromiso antibélico, sino aquellas que mediante la vía del entretenimiento y el espectáculo (y el presupuesto) introducen anomalías fílmicas que nos dejan un cierto poso de reflexión tras pasar un rato entretenido. Cuando ya se ha pasado el impacto de la ficción bien tratada e interpretada. Si solo creamos un muro ideológico, tremendista, dramáticamente realista, luego no nos quejemos de que el cine español no tira. No he visto la película de Garci, y no se si la veré (quizás en televisión pronto pues seguramente estará subvencionada por alguna cadena) por eso no hablaré de ella……de momento.

Para mi gusto son buenas películas bélicas:



Y otras muchas más que no me vienen a la memoria ahora, pero tampoco se trata de hacer una lista exhaustiva.

No me gusta casi nada del cine "sociopolítico" que se ha hecho en nuestro país en los últimos 30 años porque tiene, a mi entender, demasiado sabor a “yo he hecho una peli para contar la tragedia desde el punto de vista de los perdedores” y quedar bien con esta parte de la sociedad que vivimos a caballo de la posguerra y la democracia y nos sentimos (creemos) de izquierdas. Para ello me empapé (y lo sigo haciendo además de vivir parte de ella) de historia escrita y documental y he desarrollado opinión sobre ese periodo.

Se me puede tildar de timorato y que no quiero saber nada de la viga en el ojo propio pero sí alabar la exposición de la paja en el ajeno, pero me da igual. Que a nadie se le olvide dónde está el corazón de las tinieblas de los americanos. En Vietnam perdieron la guerra y "Apocalypse Now" la hicieron ellos. Aunque fuese por conciencia sociológica (si es que eso existe).

Siempre he creído que “las pelis” no deberían tratar de ideología en el sentido serio del término. Sí PUEDEN emanar mensajes éticos pero no me parece obligatorio. Especialmente penoso es cuando solo hay mensaje y no entretenimiento. Esto es lo que se ha hecho en España durante estos años. Y me aburre.

© José Antonio Ferrández

Pd.- ¡Ya se que la película de Garci se desarrolla en la Guerra de Independencia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas