17 de febrero de 2009

Un par de ministros con banda sonora

"A la vera de El Jueves" es uno de los grandes temas del grupo Alameda, exponente del prog español comercial de los '70 y con su melodía (no encuentro un vídeo) he estado repasando los últimos titulares de la prensa on-line y profundizando en alguno si lo merecía. No es por nada, solo que la música siempre ha sido la mejor acompañante de la lectura según mi opinión y lo sigo practicando. ¡Hasta con la prensa, que veáis!.

A lo que voy:


*Dice la prensa seria (insinúa más bien) que el Ministro de Justicia no es serio pues cuestiona la validez de la huelga "judicial" (y de los pilotos de aerolíneas, y ...) con argumentos tan "torpes" como que la Huelga es una herramienta del proletariado. Y si dejamos al margen (aunque a veces sea dificultoso) el orgullo partidario por ser de "nuestra cuerda" el ministro no podemos obviar su acertado comentario en lo intrínseco.
La Huelga es (fue) una herramienta originaria de la lucha de clases (al margen de historiografías más antiguas) y no PARECE muy acomodable a demandas de los estratos sociales más privilegiadas. Que el ministro diga algo así y los medios de comunicación traten de ironizar sobre ello solo se explica por el mismo origen del autor de las declaraciones y la verdad es que incluso yo he sonreído al leer las literales de Mariano Fernández Bermejo (Ilmo.?).
Addenda.-Existen colectivos de trabajadores de este país que tiene prohibida expresamente la huelga y cualquier asomo de protesta se salda con expedientes disciplinarios inapelables ante la ................ Justicia.

*También he leído como el ministro de Economía insinuaba (de nuevo) que los bancos lo estaban haciendo mal por dar créditos de manera arbitraria y para ello Pedro Solbes Mira (Ilmo.?) utiliza un silogismo excesivamente peligroso para ser socialista (el ministro, no el silogismo). Las entidades bancarias dan préstamos a quien puede devolverlos y solo a ellos deben dárselos.
Las entidades bancarias son un negocio y funcionan con el margen de riesgo intrínseco de todo negocio. Pero tienen connotaciones especiales. Hasta ahora las entidades bancarias han soltado su dinero (mejor dicho el de los nuestros depósitos que custodian) a quien les ha parecido sin ninguna discriminación. Mejor dicho, con la única discriminación de poder quedarse con la propiedad avalista del prestatario en caso de impago (aún de una sola cuota) y NADIE LES DIJO QUE LO ESTUVIESEN HACIENDO MAL.

Pero es peor aún. A las entidades bancarias, el Estado (NOSOTROS/TODOS) les hemos prestado en condiciones albinas una ingente cantidad de dinero para .............. ¿QUE?. Pues para volver a prestar a los ciudadanos. Pero ahora el ministro vuelve a decir que no es bueno hacerlo a quien no disponga de solvencia. Bueno, yo soy un poco corto en económicas pero sí sé que si yo tengo no necesito pedir.
Y si necesito pero no tengo, para que me den tengo que convencer a quien me pueda dar de que se lo voy a devolver (con interés). Y quien me vaya a prestar tiene que saber que yo se que su juego es cobrarme intereses por lo que me presta, dejar un cierto margen de confianza a buen recaudo y seguir la onda expansiva. Yo pido el préstamo, yo devuelvo más, otro pide más, otro presta más, otro devuelve más, otro pide, otro devuelve más, otro pide menos, otro falla y no devuelve (entonces se hacen cuentas y ajustan) ..................................

*Y entre tanto el Estado vigila que no se desboque el sistema: NADA MÁS Y NADA MENOS.

* Iba a leer mas cosas, pero se puede hacer muyyyyyyyyyyyy largo. Para otro rato, que hay más días que ollas.

© José Antonio Ferrández

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas