22 de marzo de 2009

Ocio? + TV

Recordar que os hablé de “El Argentino” y resulta que a ver “Guerrilla”, segunda mitad del “biopic” de Ernesto Guevara por Steven Soderbergh, fuimos solo seis (de los siete de “El Argentino”) animosos. El ausente se lo perdió. Me encantó la segunda parte pero también puedo decir que con algo de compresión en una sola sesión habría quedado bien para lo que, en pocas palabras, se llama entretenimiento. Ahora bien, en lo cinematográfico ha resultado genial. Si había que reflejar una caída al infierno, esta ha resultado completamente efectiva. Y además se retrata una teoría del fin del “Che” más que plausible, creíble. Y el mito adquiere tintes de ejemplo (en lo bueno y lo malo) de todo mito que se precie. Y sigue siendo Benicio del Toro la presencia absoluta.

Luego me quise dar un gustazo comiquero (y ochentón) con “Watchmen” y no se que vi. Debo reconocer que el “paper” de Alan Moore y Dave Gibbons no lo conocía demasiado bien aunque si su trasfondo metafísico. Y salí del cine asombrado. Por la estética y por la ética. Y eso ya es mucho decir para alguien como yo que va al cine a pasárselo bien. Si es cierto que hay personajes muy planos pero, al menos yo, el mérito teórico no se lo puedo negar al conjunto negro y tremendista de la película (guión-origen). Una distopía fantástica y plausible que nos permite pensar en lo que podría ser y, por ende, en cuanto debemos esforzarnos para que no sea.

De cualquier forma para verlas.

Lo mismo que la tv-movie de Antena3 “Una bala para el Rey” aunque siendo un producto de la cadena del grupo Planeta y, para mí, ver con escepticismo, resultó, con permiso de puristas, muy aceptable en términos de entretenimiento a pesar de fallos argumentales (causa de la documentación seguramente coartada) e interpretativos (causa del casting: ¿que pinta tiene o debe tener una policía antiterrorista?).


© José Antonio Ferrández

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas