1 de abril de 2009

Otra semanita de protusión discal

Son imaginaciones mías o ¿llevamos varios días en stand-by los habituales de la siniestra geopolítica virtual riojana? Y posiblemente de toda la República. Síííííí´, ya lo seéééé: 40º Congreso Confederal de UGT. Y todos leyendo lo que nos llega. Por cierto el folleto de presentación un tochazo de mucho cuidado con ínfulas de resolución como nunca lo había visto. Recuerdo como nos quejábamos, en algunos que me tocó más de cerca, del exceso de literatura en los preámbulos para luego no comprometernos en las Resoluciones de Política Sindical.

Pero sé que hay cosas peores. El “Financial Times” ha publicado, un día antes y con todo su morro, la resolución final del G20. Así no me extraña que Monsieur Sarkozy y Mevrouw Merkel se planteen no ir. Eso es llevar un punto más lejos la política 2.0.

O que Míster Obama se traiga probadores de comida. Que como dato a las 15:00 en cualquier informativo resulta más atractivo que el contenido de las propuestas para atar en corto a la “BANCA” que quiere compartir con Europa.

A no ser que inmediatamente dediquemos 10 minutos del mismo informativo  a la Caja de Castilla La Mancha que como entidad financiera de primer orden que es (con perdón de los pequeños ahorradores que tenían en ella sus depósitos) supone un crack económico digno de una ineludible moción de censura del Señor Rato al Señor Solbes (el primero se encuentra casualmente en Madrid para preparar el texto de la misma ¿no lo sabíais?). Pero que se habrá creído el “Financial Times” que es para no mencionar la posible absorción de Caja Rioja por Ibercaja………………………. no, espera, eso…… ¿o eso es economía ficción? ¡Que risa! ¿Que opinaría de esa posibilidad el Señor Sanz? Quizás el Señor Muñoz quiera decirnos algo, ¡ah, no¡ que ese solo entiende de presupuestos (2+2 nada más).

Entretanto llevo varias semanas dándole vueltas en la cabeza (donde iba ser si no) a algunos temas que no consigo independizar unos de otros y no se porqué. Empezando por la configuración gubernamental vasca. Todos quedamos "¿satisfechos?” por el resultado electoral pero solo los Patxi López y compañía sabían lo que se les iba a caer encima. A negociar con el PP de Euskadi y con el de Madrid por separado para sacar el mejor acuerdo posible y mientras tanto no mirar para no ver lo que el PNV deja detrás (y no solo tierra quemada).
Y claro, el PNV me lleva a la llamada “iglesia católica” y su posicionamiento sociológico de los últimos tiempos. Descaradamente politizada para cubrir el vacío que deja en lo ideológico tanto el PP como el PNV o CIU (por hablar de los más conocidos, que no me olvido del PR) sus últimas campañas han conseguido lo que parecía imposible: Centrar al PP. Ha sido el Vaticano y su curia como el GPS de la calle Génova de Madrid. Y no han necesitado posicionarse ni E. Aguirre ni A. R. Gallardón.

Karl Marx denominó (y no fue el primero) a la religión el opio del pueblo aunque no era su sentido alucinógeno el que pretendían los teóricos pre-marxistas sino el de hacer constatable la verdadera función del cristianismo (y cualquier religión) en la sociedad de entonces como opción social a combatir en todo su sentido. Por ello denunciaron (incluso Rosa Luxemburgo) las actitudes condescendientes de algunos contemporáneos aficionados a la filosofía y por lo mismo resulta tan difícil la dialéctica en este asunto. Mientras no se consiga el reconocimiento explícito de la religión como opción política (y para ello debe quedar meridianamente clara la separación entre el estado y la iglesia) y por ende adjudicar valores MORALES a todas las opciones políticas, no se podrá obviar la disputa social. Siempre habrá socialistas cristianos y fascistas ateos. Siempre habrá amas de casa bautizadas y licenciadas musulmanas y patólogos nihilistas y abogados místicos. Se trata de identificar bien los términos: Católico es política. Antiabortista no significa nada porque no hay nadie realmente a favor del aborto. Una ley de plazos no tiene más ideología que la de los votos que la respalden y si esa ley representa un problema para quien la tenga que votar que eluda el dilema cambiando su opción.

Como debería haberlo hecho ya el Señor Bono si realmente cree que hay que dedicarle un salón del parlamento de todos los españoles a alguien que representaba una opción política enmascarada. Porque supongo que a nadie se le ha ocurrido ponerle (para compensar) el nombre del General Antonio Escobar Huerta al paseo que recorre toda la fachada de la Cortes Generales. En mi cabeza solo caben nombres asépticos para los topónimos locales, resulta mucho más cómodo y, evidentemente, menos traumático. Distrito Sur Sector 5 Calle 53 Portal 80.

Y para terminar en lo local, que es como me gusta a mí terminar. En el blog de Chema dejé un comentario sobre las obras de la calle Gran Vía, pero no he podido dejar de pensar en la absurda (y diaria) actitud de nuestros gobernantes locales que ante la posibilidad de llorar más que nadie no pierden ocasión aun cuando el pañuelo sea suyo. Si tuviese ganas (yo) de hacer un repaso de las informaciones que el municipio ha generado en las últimas semanas (al margen de las consecuencias de la influencia lunar en el comportamiento humano) podría encontrarme con un vacío absoluto de “Valor Logroño” en términos sociológicos porque la grandísima tontería del carril bici del Señor Dorado ha sido ella sola capaz de anular cualquier atisbo de verdadera política ciudadana. Y en medio de la crisis no se ha sido capaz de enviar al ciudadano un mensaje certero de compromiso con él en lo que realmente le importa: Servicios (Salud, Seguridad, Ocio, etc.). Porque, no nos engañemos, a los logroñeses les preocupa, y mucho, el precio de la uva (solo hay que pasear por la calle Laurel cualquier viernes tarde-noche) o el importe de la habitación de cualquier hotel de fin de semana (intentemos buscar a algún conocido en la Gran Vía). Pero, amigos, podemos tener el orgullo de ser el municipio español con más logroñeses del mundo mundial. Así que para qué vamos a ponernos bordes con el Gobierno Regional y EXIGIR un convenio de capitalidad realmente reconocedor de la misma. Eso sí, para ¿ahorrarnos? cuatro céntimos, dejamos en sus manos las futuras convocatorias de Policía Local que solo supondrá que, sin tener homogeneizadas las condiciones laborales de los empleados públicos de La Rioja, el Señor Escobar podrá determinar cuando y cuantos necesita el Ayuntamiento de Logroño para que sus ciudadanos tengan el servicios que se merecen (o quizás sea eso).

Por cierto, si exceptuamos las (muy) escasas fotos de nuestro alcalde no vemos a ningún representante municipal en los periódicos logroñeses si no es en los “cuché” que buzonean los partidos. ¿Creéis realmente que la culpa es solo del tipo de prensa que padecemos en La Rioja?

No he querido poner links en los nombres ni los lugares para que no se piense que soy tendencioso (que lo soy ………hacia la ………). Así quien quiera saber que busque, por ejemplo en Google ya que me sirve de proveedor para el blog (je ji jo). Tampoco voy a poner ninguna imagen ni foto porque el articulo es soso y borde como el solo y así no nos distraemos.
© José Antonio Ferrández

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas