9 de noviembre de 2009

Castigado de cara a la pared

Hoy he leído a un blogger especializado en cine reconocer que una peli que puso a parir no era tan mala (según su opinión). Tengo que reconocer que a mí me costaría mucho dar marcha atrás en una opinión expresada públicamente. Pero si es necesario, las circunstancias lo propician y el tiempo es el idóneo, puede que admita que me gustan las canciones de Julio Iglesias de los años setenta. Lo que puede resultar sumamente improbable es que de mi brazo a torcer en lo referente a los opinadores profesionales de la política, mal llamados tertulianos (y sin nada que ver con Quinto Septimio Florente). Son peores que los protagonistas de las noticias. Y encima les tienen una envidia insana, pervertida y pertinaz. Ver (leer) alguna ¿prensa? escrita, de papel o virtual, estos días puede ser altamente recomendable si se anda estreñido.

Y que nadie diga nada contra la dirección del PP que manda a las galeras a uno de los suyos, que me importa una m....., por decir de nuevo en comité disciplinario interno lo que dijo en un periódico y a los cuatro vientos, que eso si estuvo desafortunado (el tempo). Pero es que, joder, le piden que repita lo dicho, lo hace y le castigan por decirlo. ¡Que se lo han pedido!. Y ya no me importa nada más del tema. Que TODOS tienen mucho peligro.


© José Antonio Ferrández

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas