26 de marzo de 2010

Hipocresías sociales

Llevo unos días dándole vueltas al tema de los escándalos sexuales en la iglesia católica. A las distintas perspectivas desde las que se acomete tan delicado asunto y a buscar referencias en cualquier ámbito social.

Y me sorprende la hipocresía general, especialmente de los medios de comunicación generalistas e influyentes en la opinión pública. En primer lugar quiero apuntalar mi postura; soy agnóstico, ligeramente anticlerical pero no dogmático, y por supuesto firme defensor de la libertad individual para comprometerse con cualquier opción, incluidas las religiosas o los deportes de riesgo.

Lo que no me gusta en absoluto es que todos paguemos por las aficiones individuales: igual con el Concordato que las batidas de los servicios de emergencia para rescatar inconscientes turistas en zonas peligrosas donde se han introducido conociendo las advertencias. Por eso no entiendo, es más, me indigna, que solo sean capaces de crear tensión social con los delitos sexuales cometidos por individuos de un determinada organización, estigmatizando al grupo por extensión, y no se haga lo mismo con otros. O no se haga y punto.

Sabemos que si la iglesia católica propiciase conscientemente esos comportamientos sería ilegalizada (además de reprobada socialmente) por el sistema. Si esa situación no se da, no comprendo porque la iglesia católica (entidad) tiene que pedir perdón por los delitos que han cometido individuos y, aunque no lo parezca, también condena. Porque si no, también tendrán que hacerlo equipos de fútbolacademias de artes marcialesescuelas de veranoclubs de exploradorespartidos políticos, etc etc etc. Y en algunos casos con personajes de renombre involucrados.

¿Porqué en estos últimos casos la responsabilidad es individual y sin embargo, cuando es la iglesia católica la involucrada, se anatemiza exacerbadamente. ¿No habrá algo de vergüenza propia en esa postura? ¿O solo son fuegos de artificio porque no se atreve la sociedad a desvincularse de la iglesia en su quehacer político? El único enlace no periodístico es el de arriba del todo, de la web "Laicismo.org", que recupero después de unos años olvidado por desidia. A la carga de nuevo con la campaña.

Como todo no va a ser serio, como la vida misma te da alegrías, como tú eres capaz de reírte en ocasiones, cambiemos de tema.

Volví al cine y me encontré con otra pequeña joya, quizás bisutería, pero atractiva al fin. "El Libro de Eli". Y para recochineo mío y de mis contradicciones, resultó un film apocalíptico, tremendista, excesivamente tendencioso y CRISTIANO. Pero, lo que son las cosas, me pareció bien narrado, actuado y realizado. Y sus directores quizás hagan algo en el futuro más atractivo. Además de Denzel Washington, está Gary Oldman y ............ Malcolm McDowell, quizás para redimir sus pecados en "A Clockwork Orange".

Y cuando llego a casa y me pongo a repasar la información local me sorprendo con la batallita del PP y su portavoz, Gamarra, despotricando contra las inversiones del gobierno municipal en uno de los servicios públicos esenciales (lo dice la ley). Todo porque no han querido condicionar el futuro de ese servicio a los designios de Conrado Escobar. Y además mintiendo. Sugiero a todos aquellos que tengan dudas sobre lo que digo, que acudan al Boletín Oficial de La Rioja donde han sido publicadas todas las convocatorias de los concursos de suministros y servicios.
© José Antonio Ferrández

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitas